El momento social que atravesamos parece que nos empuja a un ritmo frenético, vertiginoso, en el que se sucede un momento tras otro, sin apenas darnos cuenta. Y, así, cuando nos paramos un instante vemos (con inquietud, a veces) que ya ha pasado un mes,...