¿POR QUÉ LOS MÉTODOS EDUCATIVOS NO “FUNCIONAN”?

Las recompensas y castigos, los tiempos (terriblemente) controlados en los que dejas al niño llorar, los “pasos” para que tu hijo/a deje el pañal, las “20 maneras de conseguir que tu hijo no tenga más rabietas” y el sinfín de métodos educativos y de crianza son un intento frío, deshumanizante y manipulador de reducir al niño, a nosotros, a la simpleza de una máquina. Así, como si fuera suficiente con pulsar tal o cual botón, intentan vendernos técnicas vacías de verdadero contenido, que solo consiguen niños y niñas asustados, sumisos, “obedientes” a pesar de sí mismos y adultos aún más alejados de ellos, que, en su gran incomprensión de la
complejidad del ser humano y de la relación interpersonal, se echan las manos a la cabeza, sintiéndose fracasados una vez más.

¿Te imaginas que alguien te dijera: “si le preparas un desayuno rico a tu pareja seguro que pondrá la lavadora”? ¡Es ridículo! Y aún más: es un intento torpe, interesado y humillante de manipular al otro a nuestro antojo. Ni los niños, ni nosotros, necesitamos de métodos supuestamente eficaces para encontrar la manera de relacionarnos. Sabes cómo hacerlo, aunque quizá no lo recuerdas porque ha quedado enterrado bajo la montaña de los “debería”, los “no sirvo para esto”, los “hijos de Fulanita hacen tal cosa” que nos limitan y nos hieren. Necesitamos la valentía de asumirnos inseguros, vacilantes, para poder asomarnos al precipicio del verdadero encuentro. Y seguir cultivando el asombro, la alegría y el entusiasmo; ese “yo” que se encuentra más allá de tus miedos a no ser suficiente, adecuada, capaz.

¿Podemos, por un instante, ponernos en la piel de un niño, de una niña, hoy día? Intenta sentir en tu cuerpo la vivencia de un contexto incomprensible, con medidas que nos distancian, sin poder compartir lo más esencial con otros y los adultos que les rodean confundidos, alterados, pesimistas, llenos de miedo…¿qué crees que podrías necesitar, de manera básica, esencial? Tu hijo, tu alumna, no espera tu perfección; te espera a ti, profundamente HUMANA, disponible (¡sin pantallas de por medio!), genuina, presente.

www.lasemillavioleta.es

Texto: Nuria Comonte.
Imagen: Autor desconocido.



Enviar mensaje
¡Escríbenos!
¡Hola! Somos Fernanda y Nuria, estaremos encantadas de contestar a tus preguntas.