escucha

POR UNA PEDAGOGÍA DE LA ESCUCHA

Hace poco, en una charla con familias, hablábamos de la presencia y del acompañamiento, y del lugar del adulto en la relación con los niños y las niñas. Revisamos las emociones, qué son, para qué sirven, qué podemos hacer ante la expresión emocional de la infancia y también la nuestra propia. Y nos dimos cuenta de que, en la base de todo eso, lo que permite que se concrete ese trabajo, está la escucha. Sin escucha, no hay relación profunda, nos quedamos en cotidiano automatizado, superficial.

Una pedagogía de la escucha tiene en cuenta que todo ser humano necesita, antes que todo, ser escuchado y tenido en cuenta. ¿Cuántas veces nos sentimos, adultos y niñ@s, desbordados o impotentes, agotados y sin un espacio en el que poder conectar con ese malestar?. ¿Cuántas veces nos ha pasado que ante un pequeño detalle sentimos infinitas ganas de llorar por todo lo que habíamos acumulado previamente?

La escucha pasa por poder conectarse con lo que está ocurriendo, realmente, en este instante. En uno mismo, en el otro, en el entorno. Pasa por no ir por la vida con la aceleración que nos hace ver todo borroso, como cuándo vamos en carretera y miramos por la ventana. Cuando me escucho, soy capaz de percibir qué ocurre en mi interior, ¿cómo me siento?, ¿qué necesito?, ¿cómo puedo solucionarlo?. Desde ahí, de estar conectados con nuestra realidad emocional, podemos estar a la escucha del otro: ¿cómo se siente?, ¿qué necesita?, ¿en qué medida puedo aportar para solucionarlo?.

Una pedagogía de este tipo se traduce en estar al servicio de la vida; la auténtica, que está teniendo lugar ante mi justo ahora. No la que debería, la que podría, la que quisiera, la que fue… No. Si la que es, con su luz y con su sombra, en su plenitud absoluta y misteriosa, con lo que me está trayendo en este momento. Aprovechando que vamos a estrenar año dentro de poco, ¿quien sabe podemos abrirnos a esta manera de ser y de estar en el mundo?. Es un acto personal pero también político, espiritual y revolucionario. ¡Brindemos por una pedagogía de la escucha!

Texto: Fernanda Bocco

Imagen: desconocido



Enviar mensaje
¡Escríbenos!
¡Hola! Somos Fernanda y Nuria, estaremos encantadas de contestar a tus preguntas.