Tras lo vivido las últimas semanas, muchos nos hemos permitido jugar con la idea de que toda esta situación podría servir como detonante de un cambio, en muchos aspectos (social, económico, educativo…) tan necesario como urgente. Así, esta situación solo ha puesto de relieve, blanco...

No podemos dar a los niños y niñas lo que no nos ofrecemos a nosotros mismos; la paciencia, la ternura, la serenidad con la que intentamos tratarlos a ellos cada día es imprescindible cultivarlas también para nosotras. Si no, nos agotamos. Un pozo necesita volver...

Enviar mensaje
¡Escríbenos!
¡Hola! Somos Fernanda y Nuria, estaremos encantadas de contestar a tus preguntas.